La MUD calienta la calle para evitar que muera el revocatorio – Yo Soy Venezolano

La MUD calienta la calle para evitar que muera el revocatorio

Publicidad
Inicio / Destacado / La MUD calienta la calle para evitar que muera el revocatorio

El silencio del CNE y el hambre de la gente suben de manera proporcional. Mientras ello ocurre, a la oposición no le queda más remedio que echar mano de la calle para evitar que se enfríe el único mecanismo electoral capaz de producir una salida decente a todo el desastre que ha traído el Chavismo C.A.

En la MUD, arrancaron en Nueva Esparta con una multitudinaria concentración: “Los héroes del revocatorio”. El destino escogido fue ese, porque los neoespartanos le dieron al Gobierno una batalla de David contra Goliat para superar todos los obstáculos impuestos para validar las firmas por el Referéndum Revocatorio. Luego siguieron en Caracas el sábado pasado, utilizando consignas como “vamos por el 20%” (de las firmas) y “revoquemos el hambre”, con una asistencia cónsona a lo regular en las actividades convocadas por la MUD un día sábado en Chacaíto, al tiempo que Henrique Capriles –gobernador de Miranda-, hacía lo propio en el estado Zulia. Más tarde, anunciaron lo que ya era más que evidente: Una “cruzada nacional” para “presionar” al CNE, a fin de que anuncien la fecha para la tercera etapa del proceso referendario.

En este punto de las cosas, podría decirse, hay un vacío. El silencio del CNE y el hambre de la gente en la calle suben de manera proporcional. La MUD no puede ni debe estar inactiva. Para ellos, la única salida es el revocatorio en 2016. Y decimos que es la única, porque un proceso de este tipo en el año 2017, no garantiza la misma capacidad de concurrencia y, como es obvio, su eficacia política no es similar.

Además, en la cúpula del Chavismo C.A. manejan todas las posibilidades, incluyendo la creencia de que lograrán estabilizar la situación económica antes de que se inicie la desbandada final. Luego entonces, siempre según sus cálculos, podrán subsistir hasta el año 2019. Y esa es otra historia, con un escenario económico probablemente diferente si, por alguna casualidad, iniciaran un camino de rectificaciones temprano. Sigue siendo complicado eso último, puesto que los asuntos ideológicos les impiden a los integrantes de la cúpula ver más allá de sus narices. Pero, en fin, lo único seguro es que por el momento, calculan hasta el 2019. Lo anterior, sin incluir en el modelo un estallido social o una intervención militar, algo a lo que muchos insisten en apostar, particularmente, lo primero. El estallido. Pero son variables de difícil cálculo, por lo que el modelo es ceteris paribus; es decir, manteniendo todo lo demás constante.

Así las cosas, mientras el CNE guarda absoluto silencio, a la MUD no le ha quedado más remedio que echar mano de lo que ya Henrique Capriles, gobernador de Miranda, había iniciado: Calle. Calle con objetivos claros. Y calle legítima. Que no les permitan avanzar más allá de una cuadra es un asunto. Pero de que es legítima la protesta, no puede dudarlo absolutamente nadie. Eso, mientras el diálogo condicionado por la oposición opera. Muchos –por no decir la mayoría de los analistas que hemos consultado-, no apuestan más de un céntimo de bolívar por ese diálogo. Se avanza hacia el diálogo, pero sin temas planteados. Eso lo mata desde el vientre materno. Las últimas declaraciones al respecto de Henry Ramos, presidente de la AN, son más que elocuentes: “Imposible dialogar con una pistola militar montada sobre la sien”.

Sobre ese mismo diálogo, es cierto, hay factores dentro del Chavismo C.A. que buscan desesperadamente una salida a todo el desbarajuste, tal como expresó Enrique Márquez en exclusiva para KonZapata (http://konzapata.com/2016/07/enrique-marquez-hay-conversaciones-con-chavistas-de-peso-para-buscarle-una-salida-concertada-a-la-crisis-i/), pero nadie puede garantizar que esos factores de peso, al final, tengan la suficiente influencia como para derrotar las pretensiones de los sectores radicales, esos mismos que se empeñan en el “todo o nada”. Además, y siempre según las declaraciones de Márquez, la MUD puede facilitar el diálogo hablándole “claro” al país. Pero regresamos al inicio: El régimen no parece estar muy dispuesto a jugar en condiciones que a todas luces, resultarán desfavorables para ellos.

Mientras el Tribunal Supremo de Justicia –llamado así- no se atreva a dictar sentencia anulando el proceso o mientras el CNE no invente otra fórmula para invalidar a los que ya validaron, dejar que se enfríe el revocatorio equivale a una locura. Por eso calientan la calle. Perder la conexión de lo que quiere y exige la gente en el peor momento de Maduro. Y tener el mayor de los cuidados con el diálogo que, como todos ya saben, el régimen lo quiere utilizar como bomba de oxígeno, mientras del lado de la MUD, lo quieren utilizar para buscarle salida a todo el problema.

Konzapata.com / @DannyLeguizamo


YoSoyVenezolano.info

↑ Grab this Headline Animator









También Te Podría Interesar >>

Loading...