Frente Institucional Militar exige a la FANB que reaccione ante la tragedia que vive Venezuela – Yo Soy Venezolano

Frente Institucional Militar exige a la FANB que reaccione ante la tragedia que vive Venezuela

Publicidad
Inicio / Actualidad / Frente Institucional Militar exige a la FANB que reaccione ante la tragedia que vive Venezuela

El Frente Institucional Militar que reúne a militares retirados de la Fuerza Armada Nacional emitieron un comunicado en el que exigen al actual componente militar del país que reaccione ante la tragedia que enfrenta la nación. El comunicado está firmado por más de 50 oficiales retirados, quienes consideran que está a la vista una descomunal crisis en el país por “un sistema político de tendencia totalitaria que limita gravemente las libertades públicas en medio de una permanente represión en contra de nuestro pueblo y una visión económica”.

A continuación el comunicado completo:

EL FRENTE INSTITUCIONAL MILITAR SE DIRIGE A LA FUERZA ARMADA NACIONAL ANTE LA TRAGEDIA QUE ENFRENTA VENEZUELA

Nosotros, los abajo firmantes, militares retirados integrantes del Frente Institucional Militar (FIM), consideramos que es una obligación hacer oír nuestra voz ante la grave tragedia que enfrenta Venezuela, reflejada por la marcada escasez de productos de primera necesidad, inexplicable falta de medicinas, espiral inflacionaria que golpea diariamente el bolsillo del los venezolanos, muerte en los hospitales, niveles de pobreza nunca vistos, incontrolable inseguridad que aterroriza a nuestro pueblo, desnutrición de un creciente número de niños, escasas posibilidades para los estudiantes, saqueos, linchamientos y tantas otras difíciles circunstancias.

Las razones de tan descomunal crisis están a la vista: un sistema político de tendencia totalitaria que limita gravemente las libertades públicas en medio de una permanente represión en contra de nuestro pueblo y una visión económica, superada en la historia, impulsada por un marcado estatismo y una exagerada limitación al mercado, la cual, no sólo ha conducido a nuestra Patria a una creciente ineficiencia y una indetenible corrupción, sino también a una profunda crisis moral e institucional, que colocan al país al borde de un estallido social.

Destruir la institucionalidad de la Fuerza Armada Nacional fue siempre uno de los objetivos fundamentales de Hugo Chávez. Esa equivocada política ha sido ratificada y empeorada por Nicolás Maduro. Es imposible negar, lo conocen ampliamente los cuadros militares, que las distintas reformas de nuestra Ley Orgánica ocurridas durante estos dieciocho años de desgobierno, comprometieron los valores fundamentales que inspiran la unidad de mando, la jerarquía, el compañerismo y el espíritu de cuerpo, los cuales siempre caracterizaron a nuestra Institución. Los altos niveles de profesionalismo y apresto militar alcanzados durante muchos años, sumados a su comportamiento apegado a los principios y postulados establecidos en la Constitución de la República le otorgaron por mucho tiempo importantes niveles de prestigio, credibilidad y respeto entre los venezolanos. Es inexplicable que esos gobiernos chavistas hayan violado flagrantemente los artículos 328 y 330 de Constitución de 1999 al crear la Milicia Bolivariana, claramente organizada para ser el contrapeso, en caso de necesidad, de la Fuerza Armada Nacional. Además de colocar a la institución al servicio de una parcialidad política. Lo más inaceptable es que los Altos Mandos hayan permitido la presencia de cubanos en nuestros organismos de inteligencia para controlar a los efectivos militares.

Según la Constitución, la Fuerza Armada Nacional tiene el monopolio del uso y custodia de las armas de la república, por lo que es inconcebible permitir la presencia de grupos civiles armados, al margen de la ley, utilizados frecuentemente como brazo represor de PSUV y con el consentimiento de la Guardia Nacional.

Uno de los aspectos de nuestra la política exterior de estos dieciocho años de desgobierno ha sido la inaceptable pérdida del territorio Esequibo, consecuencia de la demagogia imperante en las relaciones con el Caribe, soslayando la responsabilidad de la institución amada de garantizar la integridad territorial. Las constantes e irresponsables declaraciones de Hugo Chávez, comprometieron nuestros derechos no sólo en la Zona en Reclamación, sino también la soberanía venezolana en la plataforma Atlántica. Esas irresponsables declaraciones, repetidas una y mil veces con la complicidad de su entonces canciller Nicolás Maduro, han traído como consecuencia que Guyana haya entregado concesiones, no sólo en la Zona en Reclamación sino en nuestra fachada Atlántica, tal como lo muestra la presencia de las transnacionales Anadarko y Exxon Mobil en labores petroleras, sin que Nicolás Maduro haya ordenado el reinicio del patrullaje de nuestra Armada con el objetivo de preservar y defender la plataforma continental venezolana ante la aspiración de Guyana de ampliar la suya a 350 millas.

Ahora, el general Vladimir Padrino López y la Fuerza Armada Nacional han sido encargados de dirigir la “Misión de Abastecimiento Soberano”, esta decisión no es fácil de interpretar. Sólo puede entenderse de tres maneras: Primera, puede significar el convencimiento que tiene el gobierno nacional del inmenso fracaso de los Comités de Abastecimiento y Producción (CLAP); Segunda, el interés que tiene Nicolás Maduro de fortalecer la autoridad del ministro de la Defensa pensando en una alternativa militar ante la inmanejable crisis que enfrenta su gobierno; Tercera, incrementar los continuos fracasos a que ha sido sometida la Fuerza Armada Nacional por el chavismo para evitar de esa manera que nuestro pueblo piense que la solución de la crisis nacional pueda estar en los cuarteles. Las recientes declaraciones del general Padrino lucen contradictorias ante la evidente y cada día mayor militarización de la función pública: “Yo soy un hombre formado en la ciencia y el arte militar, pero no me gusta el militarismo, no me gusta la intervención militar en los asuntos que no son de naturaleza militar”… Veremos cómo asume esa responsabilidad.

El Frente Institucional Militar considera que el ministro de la Defensa, el Alto Mando Militar y todos los miembros de nuestra Institución deben reflexionar largamente sobre el daño que se le está infringiendo a nuestra Patria y a la Fuerza Armada Nacional. Lo que se requiere es un cambio del sistema político y económico que nos ha conducido a esta tragedia. Es un clamor popular.

La Fuerza Armada Nacional debe exigir respeto a la voluntad popular, expresada en la solicitud en curso del referendo revocatorio previsto en la Constitución, para dar inicio a la salida de la inmensa crisis que enfrenta Venezuela.

La Fuerza Armada Nacional está siendo cuestionada por los venezolanos por su cuota de responsabilidad ante la crisis. Permitir que se profundice el sufrimiento del pueblo sería un gravísimo error con consecuencias impredecibles.

Caracas, 19 de julio de 2016

Por el Frente Institucional Militar, suscriben:
Vicealmirante Rafael Huizi Clavier (Presidente)
General de Brigada (Ej.) Teodoro Díaz Zavala (Vice-presidente)
Coronel (Ej.) Rubén Darío Bustillos Rávago (Secretario de Organización)
Coronel (Ej.) Luis Enrique Sucre (Representante del Ejército)
General de Brigada (GN) Simón Figuera Pérez (Representante GN)
Capitán de Navío Pedro Rafael Betancourt (Representante de la Armada)
Coronel (Av.) Ángel Rodríguez Campos (Representante de la Aviación)
General de División (Av.) Manuel Andara Clavier (Ex Presidente del FIM)
General de Brigada (Ej.) Juan Antonio Herrera Betancourt (Ex Presidente FIM)
General de Brigada (GN) Miguel Aparicio Ramírez (Ex Presidente del FIM)
Siguen más firmas…

Noticierodigital.com


YoSoyVenezolano.info

↑ Grab this Headline Animator









También Te Podría Interesar >>

Loading...