Los “bachaqueros” aprovechan los bajos precios de la canilla y la revenden al triple – Yo Soy Venezolano

Los “bachaqueros” aprovechan los bajos precios de la canilla y la revenden al triple

panaderias-pan-precios-mercado-harina-produccion
Inicio / Economía / Los “bachaqueros” aprovechan los bajos precios de la canilla y la revenden al triple

En panaderías de Caracas, el suministro de la harina regulada por parte del Gobierno da signos de regularización, pero el resto de los insumos sigue escaso y con precios inflados: la manteca, azúcar, aceite. Los bachaqueros llenan las colas

Las colas en una famosa panadería ubicada en El Bosque son habituales; incluso, los domingos. Uno de sus encargados asegura que se ha regularizado el acceso a la harina de trigo importada, que les provee el Gobierno, a unos 10 mil bolívares el saco.

Sin embargo, persisten las dificultades para el acceso a la manteca, el azúcar, el aceite, rubros que no solo están escasos sino que deben conseguirlos a precios muy por encima de la regulación. Sin embargo, están obligados: “No podemos dejar de hacer pan, porque nos multan”, comentó.

Con todo esto, asegura que vender la canilla en 100 bolívares no hace nada rentable el negocio. Pero no tienen opción. Temen fiscalizaciones que pongan el peligro el negocio. Así que el dueño trata de compensar las pérdidas con los otros productos.

No solo ofrecen canilla, sino campesino a 180 bolívares; y sobado y gallego a 400. Aunque ya son casi las 11:00 de la mañana, la cola de personas por el pan se mantiene a la espera de una nueva tanda. “Ya sacamos tempranito, a las 7:30, y eso no dura nada, como hora y media”, comenta.

Sabe que muchas personas se aprovechan para revender luego las canillas, en Chacaíto, a 300 o 400 bolívares: al menos el triple del costo al que lo adquirieron. “Aquí las colas son infinitas. Y siempre son los mismos. Vendemos dos por persona pero vuelven a hacer la cola (…) Son personas que uno nunca había visto por aquí”, dice.

Recibe unos 100 sacos a la semana y elabora pan con unos 15 diarios, durante toda la jornada. “Estamos produciendo full, más de lo normal. Creo que la gente no compra otras cosas porque todo está muy caro y prefiere el pan, que tenemos barato”, refiere.

En La Campiña, una panadería que se hizo famosa hace poco por haber sido fiscalizada directamente por el superintendente de Precios Justos, William Contreras, ofrece pan en dos horarios: de 8:00 a 11:00 de la mañana; y de 3:00 a 6:00 de la tarde.

Sin embargo, admiten que el producto se acaba más rápido de lo esperado. Dice uno de sus trabajadores que les han suministrado harina, pero la queja se mantiene por los otros insumos, que van adquiriendo como pueden y se les agotan rápidamente.

En promedio, producen unos 1.000 panes canilla, que se esfuman en hora y media. “Antes, en condiciones normales, en todo el día solo debíamos hacer unos 2 mil panes”, indica.

Se conoció que el encargado de este establecimiento, Antonio Maizo de Sousa, detenido en el procedimiento del 8 de julio y acusado presuntamente de insalubridad, especulación, acaparamiento, boicot, condicionamiento de venta y restricción de la oferta, permanece tras las rejas.

Ni 20 minutos dura

En La Carlota, algunas panaderías confirman que han recibido la harina de trigo por parte del Estado, pero no es suficiente. “El azúcar nos llega a 180 mil bolívares un saco de 50 kilos. No hay manteca. Eso hace difícil todo”, comenta uno de los trabajadores.

Allí la canilla está en 120 bolívares, el campesino en 400, el pan de maíz en 600 y el de queso en 900. “Estamos haciendo pan todos los días, siete u ocho veces diarias”, comenta. “Sacamos pan cada dos o tres horas”, añade el joven.

“¿A qué hora sale el pan?”, pregunta una señora. “Como a las 11:30”, responde el empleado. Falta aún casi media hora, pero ya comienza a hacerse la fila a las puertas del local. “Son como 70 canillas. No duran ni 20 minutos”, afirma.

El pasado 28 de julio, el presidente de la Federación Nacional de Industriales de la Panificación y Afines (Fevipan), Tomás Ramos, solicitó mediante un comunicado una audiencia con el mandatario Nicolás Maduro, pues considera “urgente” que el jefe de Estado “esté informado por nosotros mismos” de la realidad del sector.

Acusados de “un bandidaje, una maldad programada” por el Presidente, los panaderos advirtieron entonces sobre la necesidad de un “suministro continuo de materias primas complementarias a la harina de trigo”, así como abordar “las reiteradas fiscalizaciones a las panaderías, la agilización de las guías de movilización y la incorporación de las panaderías artesanales”.

Ramos reconoció la llegada de trigo panadero al país y dijo que el sector ha sido de los que más ha recibido divisas para materia prima, “lo que ha evitado el cierre de las panaderías”.

Acotó, sin embargo, que pese a los esfuerzos del Gobierno, no se ha cubierto en su totalidad la demanda del rubro.

Contrapunto.com


YoSoyVenezolano.info

↑ Grab this Headline Animator









También Te Podría Interesar >>

Loading...