“Sólo pido que al menos nos ayuden con la comida” – Yo Soy Venezolano

“Sólo pido que al menos nos ayuden con la comida”

madre-familia-comida-crisis
Inicio / Nacionales / “Sólo pido que al menos nos ayuden con la comida”

Para Valentín Morales (padre) y a Yumaira Guaimo (madre) la noche pasó de ser un momento de descanso para convertirse en una larga faena en favor de sus cuatro hijos.

A partir de las 9:00 de la noche, el jefe de la familia intenta refrescar a tres de los descendientes -que padecen de un retraso psicomotor global severo- utilizando un cartón, el cual mueve de un lado al otro hasta simular la función de un ventilador.

Al despertar, Morales debe olvidarse que ya cuenta con 64 años de edad y salir a la calle a realizar uno que otro trabajo que le permita ganarse Bs 600, Bs 700 o en el mejor de los casos Bs 1.000.

“Salgo con mi carrucha para hacerle mandado a la gente que vive por aquí. Con lo que me gano compró una o dos papas y un huevo para darle de comer a mis hijos. No tengo un empleo fijo porque nadie me quiere contratar hasta que me operen de la vesícula y la próstata. En el hospital no me han dado cita para operarme”.

Esta es parte de la realidad de esta familia que reside en la calle Zamora del sector Menca de Leoni, en Barcelona.

Aparte de la falta de ventiladores, no poseen nevera y los colchones de las camas se encuentran deteriorados.

No obstante, lo que más preocupa a estos progenitores es que sus tres hijos con discapacidad presentan también un estado de desnutrición. “Hace unos meses se me murió uno de mis muchachos que también tenía un problema psicomotor porque tampoco lo podía alimentar. Al alcalde de Barcelona y al gobernador del estado yo sólo les pido que al menos nos ayuden con la comida, unos ventiladores y una nevera”, expresó el padre.

Yumaira Guaimo manifestó que con lo que logra ganar su esposo comen una sola vez al día.

“Tratamos de que sea en la noche para que nuestros hijos se duerman tranquilos”.

Débiles

Ante la ausencia de una estrada estable de dinero y la necesidad de alimentar a sus cuatro descendientes, los responsables de la casa han tenido que sacrificarse aún más.

“Nosotros preparamos un vaso con sal cada noche y no los tomamos para poder olvidarnos del hambre. En los últimos días me he desmayado dos veces porque en oportunidades me debilito mucho”, aseguró Morales.

Eltiempo.com


YoSoyVenezolano.info

↑ Grab this Headline Animator









También Te Podría Interesar >>

Loading...