Editorial El Nacional: Nicolás, el perdedor desesperado – Yo Soy Venezolano

Editorial El Nacional: Nicolás, el perdedor desesperado

diario-el-nacional-editorial-blanco
Inicio / Opinión / Editorial El Nacional: Nicolás, el perdedor desesperado

Por el tono histérico y la mirada de susto, la misma que exhibiría cualquiera que fuera testigo de un terremoto, la señora que preside nuestro máximo organismo electoral (máximo incluso en descaro) intentó comunicar una decisión tantas veces anunciada y sucesivamente postergada que, cuando llegó la hora crucial, no solo se le olvidó el texto “sugerido” por Jorgito y Nicolás sino que, para más desgracia, mezcló las partes que recordaba con otras de días anteriores que no venían al caso. Esta mezcolanza de burradas terminó, como era de esperar, en una escena tan cómica como bufa.

Hay actores que, a cierta edad, se niegan a retirarse del escenario, jugadores de beisbol que terminan dando lástima, boxeadores que ya no pegan ni una estampilla y burócratas que se convierten en marionetas lisiadas en manos de sus jefes, o sus dueños, porque otra cosa no son. Contar con cuatro marionetas remendadas moviéndose sin coordinación en un escenario lleno de telarañas solo predice una catástrofe, sin duda ni remedio.

A los pueblos no se les puede negar el derecho de exigir salidas democráticas que existen en la Constitución porque, como lo entiende cualquier ciudadano, no están allí para ser contempladas y admiradas, sino para llevarlas a la práctica y usarlas a su debido tiempo y momento. Como nadie en particular puede apropiarse de la Constitución porque pertenece a todos, pues no queda otra que respetarla en su absoluta integridad y, bajo ningún respecto, puede ser mutilada o suprimida por gobernantes mamarrachos, mediocres o, como suele suceder en estos predios, por pillos, narcos y demás alcahuetas de un gobierno caribeño.

Llama la atención la abierta brutalidad de la que hacen gala estas camarillas de civiles y militares como si, en los tiempos que se aproximan, no los esperara el destino y una abrupta caída del poder. Las acciones desesperadas, las zancadillas al filo de la medianoche, la violencia amparada en la acción de encapuchados y delincuentes protegidos por el poder, en nada cambiará el derrumbe de un proyecto político que nunca debió existir.

En estos momentos nada de lo actuado en estos 18 años de gestión aventurera, tanto civil como militar, resalta lo suficiente como para ser enaltecido en las páginas de la historia de Venezuela. Muy al contrario, si algo destaca es precisamente la escasez moral y ética, el descubrimiento, asaz sorprendente, de que un sector de la sociedad venezolana era muy permeable ya no a las prácticas corruptas de antaño, sino a nuevas y más sofisticadas prácticas del delito organizado transnacional.

Ya no se puede hablar de escribir la historia sino de sustanciar un expediente a los integrantes del gobierno, de redactar una biografía sino un prontuario, de hacer un balance de los logros económicos del modelo del socialismo a la venezolana, sino de inventariar las multimillonarias cuentas en dólares y en euros de los potentados chavistas que, siendo medianamente pobres, terminaron abusadoramente ricos.

¿Ahora entienden por qué se niegan a medirse en un revocatorio? ¿Entienden el miedo, la cobardía y la estafa política?


YoSoyVenezolano.info

↑ Grab this Headline Animator









También Te Podría Interesar >>

Loading...