Banda que robó a Carlos Vives tiene azotados a ciclistas en el norte – Yo Soy Venezolano

Banda que robó a Carlos Vives tiene azotados a ciclistas en el norte

carlos-vive-robo-bicicleta-banda-bogota
Inicio / Colombia / Banda que robó a Carlos Vives tiene azotados a ciclistas en el norte

Mientras la Policía Metropolitana de Bogotá anunciaba la recompensa de 10 millones de pesos para quien dé información que permita dar con el paradero de una de las bandas que hurta bicicletas de alta gama en el norte de Bogotá, un nuevo caso de robo se registró en Usaquén.

La víctima, en esta ocasión, fue un taller de bicicletas ubicado en la calle 116, entre las carreras 15 y 16. “Nosotros tenemos una exhibición de bicicletas, y un tipo con una cizalla (pinza grande) rompió la cadena con la que tenemos amarradas las bicicletas y se llevó una de las más costosas, valorada en 3’800.000 pesos”, relató David Camargo, mecánico del establecimiento.

Lo que indignó al joven es que al percatarse del hecho, él tomó una de las bicicletas del almacén y persiguió al ladrón, “pero la gente me confundió y pensó que era yo quien me había robado la bicicleta, me detuvieron tres veces, y la Policía me pidió los papeles, por lo que el delincuente huyó victorioso”, explicó Camargo.

Según testigos del hecho, los ladrones iban vestidos de manera deportiva. Uno de ellos se sentó frente al almacén y estuvo allí por un tiempo, mientras que una mujer, también cómplice, se acercó a la bicicleta a arreglar el sillín y a observarla. Luego, un tercer hombre, que se paseó por la zona varias veces, cortó rápidamente la cadena y se fue, y el delincuente que estaba sentado tomó la bicicleta y huyó.

Aunque no se sabe si es la misma banda que hurtó la cicla del artista Carlos Vives y de su ahijado el jueves pasado, también en la localidad de Usaquén, la Policía de Bogotá señaló que ya tiene identificada una banda que sería la autora de este robo y de otros cometidos en el norte de la ciudad.

“Está compuesta por dos mujeres y un hombre, entre 23 y 29 años de edad. Se camuflan muy fácil entre las personas que realizan este deporte, en las ciclorrutas y la ciclovía. Aprovechan la oportunidad del descuido o cuando dejan las bicicletas afuera de un almacén y cometen el hurto”, explicó el teniente coronel Daniel Gualdrón, comandante operativo de la zona norte. Según indicó el uniformado, en lo corrido del año “más de 50 personas se han dejado a disposición de las autoridades en Bogotá por los delitos de hurto de bicicletas”.

Además, según cifras de la Policía Metropolitana, entre el primero de enero y el 17 de agosto de este año se han registrado 1.140 robos de ciclas en la capital, 28 casos más que el año pasado, cuando en el mismo periodo se presentaron 1.112 hechos.

Sin embargo, la institución señaló que en ese lapso se han logrado recuperar 324 vehículos de dos ruedas, cifra inferior a la del año pasado, cuando entre los mismos meses se recuperaron 376 ciclas.

Por esa razón, para contrarrestar este flagelo, la Policía ha trabajado en la recolección de videos de cámaras de seguridad de las zonas donde se han registrado estos delitos, así como fotografías y testimonios de las víctimas de los últimos meses, lo que les permitió identificar a los tres miembros de esta banda. Ayer la institución ofreció 10 millones de pesos de recompensa para capturarlos. El teniente coronel Gualdrón recomendó no descuidar las bicicletas en las calles.

Casos similares

Catalina Garavito es una bogotana que se dedica al mercadeo y usa su bicicleta como único medio de transporte. “Hace unos días me fui para el gimnasio a la 127 con carrera 19. En el parqueadero no se hacen responsables de las bicis, precisamente, porque el nivel de robos es impresionante. Dicen que las puede dejar uno amarradas bajo su propia responsabilidad”, explicó.

Garavito señaló que dejó su bicicleta asegurada con una cadena gruesa, pero esta se la trozaron. Al revisar las cámaras de seguridad, se enteró de que el hurto de su bicicleta lo cometió una banda organizada, que según el testimonio de otras víctimas, había robado, anteriormente, otros vehículos en establecimientos de la zona bajo la misma modalidad.

“Son personas que vienen vestidas muy deportivas, con cachucha, pantaloneta, tenis, entre otros. Hacen que van a ingresar al gimnasio, pero no entran y se quedan escondidos en el parqueadero. Luego salen dos mujeres y un hombre, y en ocasiones él lleva a un niño. Las mujeres y el hombre comienzan a conversar y ellas o el niño tapan la cámara, mientras el hombre corta la cadena, para después salir todos en las bicicletas”, afirmó Garavito.

Modalidades comunes

Mientras Katerine Castro transitaba por la ciclorruta de la calle 80, a la altura del monumento de los Héroes, recibió un golpe en la cara por parte de un hombre que se encontraba parado cerca del paso para ciclistas, por lo que cayó de la bicicleta, la cual usa a diario para transportarse por la ciudad.

Entre tanto, otro hombre tomó su bicicleta todoterreno y ambos huyeron del lugar, mientras ella terminó con su labio reventado producto del golpe. Eran las 3 de la tarde.

Otra fue la suerte que corrió un joven de 16 años en la localidad de La Candelaria. En los primeros días de julio fue apuñalado cuando se oponía al hurto de su vehículo, en inmediaciones a la biblioteca Luis Ángel Arango, en el centro histórico de la ciudad.

Según comentó en su momento el alcalde local, Manuel Calderón, hacia las 4:30 de la tarde el joven fue abordado por los delincuentes, quienes le causaron heridas con arma blanca. Fue transportado por ciudadanos al hospital del Guavio, donde fue atendido y quedó fuera de peligro. “La situación es bastante crítica, y no podemos permitir que eso suceda en nuestras narices”, señaló entonces el alcalde Calderón.

A Miguel Valero también le hurtaron su bicicleta. Él es un biciusuario que solo pedalea para trasladarse por la ciudad y hace unos años llegó a una biblioteca pública del sur de la ciudad para un encuentro con amigos. Según señaló, dejó su bicicleta parqueada a las afueras del centro cultural, amarrada con una cadena, pero minutos después fue hurtada.

Otro es el caso de Roberto Cañón, a quien le sacaron su vehículo del conjunto residencial en el que vive desde hace años. “Siempre dejaba la bicicleta junto a mi carro, porque por políticas de la administración no podía instalar un gancho a la pared para amarrarla. Un día llegué de trabajar, la dejé allí y me la sacaron”, recordó Cañón.

A Karen Martínez la engañaron en una ciclovía. “Iba en la bicicleta de un familiar, que es de alta gama. Un hombre con pinta deportiva y con una bicicleta de marca se me acercó en un semáforo y me dijo que tuviera cuidado, porque la cadena estaba un poco suelta y se podía dañar”, relató la mujer.

“Él se ofreció a ayudarme y nos orillamos. Me confundió hablándome de ciclas, porque sabía mucho e hizo el amague de que arreglaba mi cadena. Un cómplice tomó su bicicleta y él cogió la mía y salieron corriendo”, explicó la ciudadana.

Estas son algunas de las modalidades más comunes de hurto de bicicletas en la capital. La Policía recomendó no descuidar los vehículos y practicar ciclismo acompañados.

Denuncie si es víctima

La Policía Metropolitana está recibiendo denuncias, con el fin de dar con el paradero de una banda que hurta bicicletas de alta gama en el norte de la ciudad. Está conformada por dos mujeres y un hombre que usan prendas deportivas para camuflarse entre los ciudadanos. Las denuncias serán recibidas en la línea 123 o al celular 314 217 5715. También puede escribir al correo fuentesmebog@correo.policia.gov.co. La institución garantiza absoluta reserva.

Por otro lado, si es víctima de robo de bicicleta, puede denunciar a través de la página web seguridadenlinea.com o a través de la aplicación móvil que lleva el mismo nombre, en el ítem de Hurto General. Esta plataforma fue lanzada por la Administración Distrital, la semana pasada.

Eltiempo.com


YoSoyVenezolano.info

↑ Grab this Headline Animator









También Te Podría Interesar >>

Loading...