Armando Reverón, el genio de Macuto que partió hace 62 años – Yo Soy Venezolano

Armando Reverón, el genio de Macuto que partió hace 62 años

Inicio / Actualidad / Armando Reverón, el genio de Macuto que partió hace 62 años

Eran sus últimos días, estaba internado en un manicomio sometido por algunas crisis psicóticas que iban y venían, para creencia de muchos, consecuencia de un padecimiento de Tifus en la juventud. Paralelo a esto, en el mundo exterior se le otorgaba el Premio Nacional de Pintura de 1953, en 1954, galerías e institutos de arte en Boston y Washington solicitaban sus obras; en Caracas el Museo de Bellas Artes había anunciado una exposición, estímulo tardío para el artista; ese mismo año, el 18 de septiembre, fallecía.

Hasta el momento de su muerte gozó de plenas facultades artísticas. Llegó a realizar hasta 12 cuadros en el Sanatorio San Jorge usando como modelos a los propios enfermos, las enfermeras o los jardines del hospital.

Un 10 de mayo de la aun Caracas de techos rojos (1889) nació Armando Julio Reverón Travieso, en una cuna aristocrática, que aunque lo ayudó a formarse, nunca le interesó.

Estudió en el Colegio Bellas Artes de los Padres Salesianos en Caracas sin embargo lo que despierta su vocación es la influencia de su tío-abuelo materno quien lo instruyó en dibujo.

Tras la separación de sus padres es enviado a Valencia, hecho que comenzaría a marcar su conducta y temperamento algo triste, irascible y melancólico. Las paredes de esa, su nueva casa al occidente de la capital, se convirtieron en sus primeros lienzos, en ellas ‘Armandito’ intentaba retratar a la sirvienta de la familia, posteriormente da sus primeros pasos con dibujos religiosos y naturalezas muertas al conocer el estudio de Juan Antonio Michelena, padre de Arturo Michelena

Ya mayor de edad se inscribe en la Academia de Bellas Artes, ahí tiene por compañero a Manuel Cabré. Sus profesores lo recomendación de para obtener una pensión de estudios en Europa. Viaja a España, en Barcelona ingresa a la Escuela de Artes y Oficios, luego entra a la Academia de San Fernando en Madrid.

En España, es cautivado por el universo de Francisco Goya y el trabajo extravagante de José Moreno Carbonero, maestro de Salvador Dalí.

Regresa a Venezuela, aquí estudia la luz del trópico que influiría su obra, pinta al aire libre e inicia lo que se conoce como su primera etapa de paisajes resueltos dentro de una tonalidad azul.

Se traslada a La Guaira donde vive de dar clases privadas de dibujo y pintura. Es en el carnaval de 1918 que conoce su musa, la que sería su mujer y modelo predilecta, su ‘negra’ Juanita Ríos.

Vive en un rancho de la playa, en el sector de Las Quince Letras. Poco tiempo después se muda y comienza a construir ‘El Castillete’ que le serviría de morada para el resto de su vida. En la soledad de Macuto da un cambio de conducta y transforma sus conceptos artísticos. En este período adopta hábitos primitivos y desvinculados de la ciudad, procedimientos y materiales utilizando elementos autóctonos.

En a la última y delirante etapa expresionista de su obra se refugió en un universo mágico en torno a objetos y muñecas creados por él, con materiales tales como tizas, creyones e incluso sus propias heces fecales.

A su período sepia, correspondería un conjunto de lienzos pintados en tonos marrones usando como soporte tela de coleto, un período depresivo que anticipaba su triste destino.

Su casa en Macuto (Estado Vargas) fue declarada Museo Armando Reverón. En 1999, lamentablemente fue destruida por la tragedia de Vargas.

En el 2003 fueron expuestas aproximadamente unas 100 obras pictóricas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York coincidiendo con los 49 años de la muerte del artista y en 2007 se inaugura la segunda exposición de gran magnitud, la pionera de un artista venezolano en el MoMA, y la tercera consagrada a un artista latinoamericano, después del muralista mexicano Diego Rivera y del brasileño Cándido Portinari.

En 2011, una película basada en la vida de Reverón se estrenó bajo la dirección del Venezolano Diego Rísquez y el 10 de mayo de 2016, se procedió al traslado de los restos de Reverón al Panteón Nacional de Venezuela.

Por: Israel Barbuzano

Notiminuto.com


YoSoyVenezolano.info

↑ Grab this Headline Animator









También Te Podría Interesar >>

Loading...