El drama de una merideña víctima de la necesidad – Yo Soy Venezolano

El drama de una merideña víctima de la necesidad

mujer-herida-cola-merida-crisis-comida
Inicio / Nacionales / El drama de una merideña víctima de la necesidad

La escasez de alimentos y de medicamentos y el mal estado de las vías fueron sólo el principio de los problemas que tocaron el 21 de julio a la puerta de la casa de María Gregoria Vera. Estos, claro, son problemas que no sólo afectan a ella y a su familia, sino a la inmensa mayoría de los venezolanos, quienes diariamente padecen para conseguir alimentos, medicinas y cualquier otro requerimiento de primera necesidad, además de lidiar con las deficiencias existentes en los servicios públicos y el mal estado de aceras, calles y avenidas. Pero ella sufrió una desgracia más.

Una merideña que dedicó su vida a trabajar en entes privados y luego por cuenta propia, María Gregoria, agobiada por la necesidad de comprar alimentos para su familia, se trasladó ese día a un reconocido centro de compras en la capital andina, donde estaban vendiendo dos paquetes de harina de maíz por persona. Todo iba “normal” para estos tiempos donde la indignidad es común: la cola inmensa, custodiada por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana; los ciudadanos con sus cédulas a la vista para corroborar que en efecto ese era el día en que les correspondía comprar. Todo indicaba que María Gregoria resolvería las arepas para su familia, al menos por dos días.

La cola comenzó a avanzar. Cuando alguien recibía sus harinas de maíz, la expresión de triunfo acercaba más y más a María Gregoria a sus arepas. La cola avanzó y María Gregoria también, sin percatarse de que unos pasos más adelante había un hueco en el pavimento, donde cayó y se fracturó la tibia y el peroné.

Fue trasladada al Hospital Dr. Tulio Carnevalli Salvatierra, dependiente del Instituto Venezolano de Seguros Sociales, ubicado en la avenida Las Américas, donde ingresó para ser operada de emergencia. Sin embargo, al ingresar al centro asistencial, le fue notificado que tenía que comprar todo lo que se requería para poder ser intervenida quirúrgicamente.

Hoy, tres meses y medio después del accidente, María Gregoria puede caminar apoyada en dos muletas, en espera de ser intervenida nuevamente para poder recuperar plenamente la movilidad, poder trabajar y enfrentar las calamidades a las que la crisis generalizada en el país la obliguen.

Único responsable, el Gobierno

María Gregoria, desempleada y sin ningún tipo de ayuda de organismos gubernamentales, manifiesta su desacuerdo con el gobierno, “el primer y único responsable de esta tragedia es Hugo Chávez Frías, quien llevó al país al colapso, dejando a un inepto para que terminara de destruirlo (…) Me declaro opositora y mientras Dios me lo permita seguiré apoyando a la oposición para salir de esta desgracia provocada por el gobierno nacional”.

Aconseja a la oposición venezolana a mantenerse unida para poder salir de la crisis nacional: “Primero unidad; es necesario mantener la unidad por encima de todo bajo una sola voz”, recomienda María Gregoria Vera, acompañada por sus inseparables muletas y un cartel donde sentencia que “El Gobierno algún día pagará por esto”.

Elpitazo.com


YoSoyVenezolano.info

↑ Grab this Headline Animator









También Te Podría Interesar >>

Loading...