José G. Briceño desde el Exilio: La Joya de Oriente. Del Orgullo a la Verguenza – Yo Soy Venezolano

José G. Briceño desde el Exilio: La Joya de Oriente. Del Orgullo a la Verguenza

Gato briceño
Inicio / Actualidad / José G. Briceño desde el Exilio: La Joya de Oriente. Del Orgullo a la Verguenza

El Estadio de futbol Monumental de Maturín, capital del estado Monagas siendo el más grande de Venezuela, fue escogido como sede del encuentro eliminatorio entre las selecciones de Venezuela y Bolivia, celebrado el pasado 10 de noviembre, rumbo al Mundial de Fútbol Rusia 2018.

El día anterior al encuentro, el Director Técnico de la Selección Venezolana emitió unas declaraciones contundentes sobre las condiciones de la estructura deportiva, que quiero compartir con ustedes hoy. Cito: “Me dio amargura y tristeza ver el estado de la cancha (…) me prometieron que la cancha iba a estar en óptimas condiciones y nos incumplieron”, sin duda, no hay que ser un experto en la materia para darse cuenta que el estadio Monumental de Maturín, está en pésimas condiciones de mantenimiento pero como buenos venezolanos, acostumbrados a desafiar las dificultades, la oncena Vinotinto encaró el partido de la mejor manera, tal como lo aseguró el estratega de la selección de fútbol.

Felicito a Dudamel y a nuestra selección por sacar el pecho al vencer en este encuentro y regalarnos un refrescante 5-0 en esta fase eliminatoria. Sin embargo, no puedo dejar de manifestar mi indignación por la situación en la que se encuentra uno de los íconos deportivos del país. Adicionalmente, el director técnico de Bolivia fustigó las pésimas condiciones de la cancha y solicitó a la FIFA una inspección y sanciones ya que además del tema del engramado , los protocolos de un juego de esta categoría fueron incumplidos (embotellamiento que retraso a los árbitros por falta de planes de acceso, música durante el juego) ya que la administración del estadio no tiene idea de gerencia deportiva.

Dicho estadio , bautizado por los fanáticos como “La Joya de Oriente”, fue construido durante mi gestión como Gobernador del Estado Monagas, en el marco de la celebración de la Copa América, ejecutado en tiempo récord de apenas 16 meses e inaugurado en junio de 2007. Su monumentalidad se debe, entre otras cosas, a su aforo de 52.000 espectadores sentados y a su aspecto interior que guarda un parecido excelso con los gramados británicos, en donde la cancha, jugadores y espectadores se encuentran muy cerca. Además gozaba de características como su sobrepiso protector, casilleros acondicionados con lava tacos, jacuzzis, bancos individualizados, ducha climatizada, sistema de aire acondicionado integral y ascensores internos, 52 espacios o cabinas para hospedaje para radio y tv, 200 puestos en gradas preferenciales con conexión a internet, cuatro camerinos, una capilla, camerinos para árbitros masculinos y para árbitros femeninos, sala antidoping, dos canchas alternas, espacios especiales para publico discapacitado, vialidad interna para evacuación inmediata de emergencias, cuatro consultorios médicos, salas técnicas de apoyo para los medios de comunicación con servicios de internet, áreas de fax y enlace telefónico, que convertirían a Maturín en una potencia deportiva para Venezuela. Además quedan disponibles 12000 metros cuadrados para incorporar comercios, hotel u hospedaje ejecutivo y otras actividades que den provecho para mantener estos 60000 metros cuadrados a la altura de lo que deseamos para nuestra gente. Calidad, progreso y confort.

Esta majestuosa obra, orgullo regional, es el resultado del compromiso asumido por la Gobernación de Monagas con resultado positivo, que solo fue posible gracias al apoyo y la mística de mi equipo de gobierno, especialmente por los comprometidos funcionarios de la Secretaría de Infraestructura liderizado por la arquitecto María Mercedes Aranguren y a toda esa mano de obra que echó adelante con mucha pasión el gran reto de ser Sede para la contienda continental que se avecinaba.

Desde que se inició la obra enfrentamos un sin fin de escollos, los propios de la obra y los de quienes buscan hacer negocio con lo ajeno. De este último caso, destaca el chantaje del, para ese entonces, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) -Rafael Esquivel, hoy detenido en U.S.A convicto y confeso-que pretendió imponer “sus reglas” (pago de comisiones en dólares y doble venta de entradas) a cambio de realizar varios eventos internacionales en el estadio de Maturín. Tal aberración, la enfrente y la desenmascaré a través de sendos comunicados publicados en la prensa nacional y regional, en fecha 18 de marzo del 2009 cuyo extracto quiero citar “Nos quitaron la oportunidad de ser sede (…) porque nos negamos a pagar 743 mil bolívares fuertes (743 millones de bolívares) en entradas del amistoso Venezuela-Guatemala realizado el 11 de febrero de 2009” y continúa refiriéndose a Rafael Esquivel: “Es un mercenario del fútbol, mercantilista, pícaro y tracalero que engaña vilmente a la fanaticada de nuestra selección, convirtiéndose en un vulgar malandro. Por tal motivo tiene prohibido pisar el estadio Monumental de Maturín” quien, muy ofendido, respondió: “esto lo resolverán los abogados, porque es un ataque a mi persona y a la institucionalidad de la FVF”. Frente a esta grave denuncia, el gobierno nacional hizo caso omiso, por el contrario, alcahueteó en todo momento de esa situación.

Desde allí comenzó una guerra de desprestigio de Rafael Esquivel contra la cancha del estadio Monumental, por los supuestos problemas con el drenaje de los que, algunos cagatintas, locutores y periodistas que cubren la fuente, se hicieron eco. Sin embargo, todo quedo desmentido con el informe emitido por reconocidas empresas especialistas en el ramo, que tuve que contratar para demostrar la calidad de la obra. Así pues, con la presencia de los técnicos de la FVF y se le hicieron todas las pruebas de tiempo de escurrimiento y capacidad de percolación cuyo resultado fue óptimo, desenmascarando al farsante de Esquivel y sus tarifados en el gobierno nacional que aún repiten esas mentiras. El tiempo confirmó mis denuncias. Así lo demuestran las declaraciones dadas hace unos días por el exalcalde de Maracaibo, Gian Carlo Di Martino, en las que reconoció que le dio Un millón de dólares a Rafael Esquivel, para llevarse la final de la Copa América al estado Zulia.

Como gobernador siempre cuidamos los detalles de la construcción de la infraestructura, como monaguenses pusimos todo el empeño y dedicación de una obra que solo beneficia y engrandece nuestro estado, buscando hacerlo competitivo y autosustentable para que fuera una inversión para el futuro, disfrute y el progreso de Monagas. Así, adquirimos un sobrepiso (por cierto el único que existe en Venezuela), para proteger la cancha o su engramado y poder hacer grandes espectáculos con artistas nacionales e internacionales como Vicente Fernández, que permitiría el sano esparcimiento de la población y recaudar recursos para mantener impecable dicha infraestructura e incluso, para obras de inversión social. Así funcionó por algún tiempo, inclusive se mudaron varias oficinas del ejecutivo regional para ahorrar en el pago de alquileres de algunas oficinas, hasta que la desidia y la ineficiencia devastaron en menos de 4 años esta obra consentida de los monaguenses, que se mantenía como una verdadera joya. Baños con todas las comodidades. Sin embargo, para este desgobierno corrupto y delincuente nada de eso importa. No habiendo negocio de por medio, el Majestuoso Estadio Monumental se convirtió como todo lo que tocan, en un estacionamiento de chatarra de autobuses y en el más absoluto deterioro y por ende el estado general de esta infraestructura que fue motivo de orgullo de todos los monaguenses, es deplorable como pudimos verlo en el recién disputado juego Venezuela-Bolivia. Jardinería destruida, Pasillos inundados, equipamiento desmantelado, baños destruidos, engramado perdido y para remate sin seguridad durante los eventos ya que los militares solo están allí para maltratar jóvenes, mujeres embarazadas y para revender entradas. Una verdadera vergüenza es hoy en día esta otrora obra de orgullo monaguense. El resentimiento y el odio no pueden seguir siendo los motores de las políticas públicas en Venezuela. Pronto, muy pronto, sacaremos del gobierno y demás instituciones a quienes no gozan del necesario compromiso con el bienestar y el progreso de todos los venezolanos para dar paso a aquellos que, sin complejos, reconozcan el mérito de quien lo tenga y sepa aprovecharlo en beneficio del colectivo indistintamente de quién lo haya planificado y ejecutado.

Comprometido siempre, con el crecimiento moral, social y económico de mi patria sigo aquí, dando la pelea con lo único que me queda MI PLUMA y MI PALABRA.

José Briceño


YoSoyVenezolano.info

↑ Grab this Headline Animator









También Te Podría Interesar >>

Loading...