Aarón Rodríguez: Familias se debaten entre comprar comida y mantener tradiciones navideñas – Yo Soy Venezolano

Aarón Rodríguez: Familias se debaten entre comprar comida y mantener tradiciones navideñas

Inicio / Actualidad / Aarón Rodríguez: Familias se debaten entre comprar comida y mantener tradiciones navideñas

Para el dirigente de Voluntad Popular en Carabobo, Aarón Rodríguez Moro, mantener las tradiciones navideñas venezolanas durante este diciembre del 2016, quedará cuesta arriba para la gran mayoría, pues los costos se han incrementado exponencialmente con relación a los años anteriores debido a que la inflación galopante más alta del mundo se tragó el salario, los aguinaldos y las utilidades de los trabajadores.

Rodríguez recordó que para el año 2015, las populares hallacas tenían un costo entre los 300 y 400 bolívares, mientras que durante este año el costo del plato principal de la navidad venezolana tendrá un precio que rondará entre los 1.700 y los 2.400, dependiendo del tipo de ingredientes con las cuales se preparen.

“Curioso que la hallaca pasó de ser la comida de los esclavos, preparada con lo que sobraba de los banquetes de los conquistadores de la colonia entre harina envuelta en hojas de plátano, a ser un plato costoso que posiblemente escaseará en las mesas de muchos venezolanos esta navidad, debido a que la mayoría de los ingredientes con los cuales se preparan no se producen en el país”.

Precisó que durante estas fiestas decembrinas la preparación de unas 50 hallacas, dependiendo de las recetas que varían según la región, será el equivalente a entre 4 y 6 salarios mínimos.

“Para el 2015 con 12 mil bolívares se podía financiar una cena navideña para una familia de cinco personas, pero este año sólo preparar una modesta ensalada de gallina tendrá ese costo. Si a esto agregamos que el valor del pan de jamón está entre los 8 mil bolívares, el vino para el brindis en unos 6 mil bolívares, este año una familia necesitará por lo menos unos 35.750 bolívares para cubrir la cena del 24 de diciembre”.

Indicó el dirigente de VP que este año, una persona que gane sueldo mínimo (27.092,1 Bs.) puede llegar a recibir por concepto de utilidades hasta 108 mil 368,4 bolívares, los cuales deberán ser distribuidos entre la cena navideña, los regalos del niño Jesús, los estrenos de los muchachos y la fiesta de fin de año. Lo cual, si sólo en la cena del 24 de diciembre se van casi 36 mil bolívares, poco queda para satisfacer las demás tradiciones navideñas, además de los gastos básicos de alimentación, alquiler, colegio, entre otros, los cuales son prioritarios.

“A los costos de la cena navideña hay que sumarle el regalo del niño Jesús. Y este año podría decirse que no existe en el país un juguete barato. El costo promedio es difícil determinarlo porque depende de la calidad del producto, aunque 30 mil bolívares podría ser un promedio muy aproximado. Según lo que hemos estado indagando los precios han aumentado entre un 400% y un 700% con relación al año pasado. Un carro a control remoto, sencillo, esos de fabricación china de dudosa calidad, cuesta entre 12 mil y 18 mil bolívares, y una muñeca sencilla del mismo origen podría costar 10 mil. Pero si se trata de una bicicleta rin 16 el precio puede llegar a los 85 mil bolívares, o de los patines en línea el costo puede superar los 130 mil bolívares”.

Rodríguez supone que los padres tendrán que hacer magia este diciembre para lograr cubrir los costos de la navidad y permitirles vivir a sus hijos la ilusión propia de la infancia, pues aunque sólo ahondó en las cifras de la cena navideña y de los juguetes, recordó que existen otros gastos como el de los estrenos cuyo valor también se ha disparado debido a crítica situación económica del país.

“Atrás quedaron los regalos del amigo secreto, de hacer bastantes hallacas para cuando llegasen las visitas, de las calles iluminadas con luces multicolores. Este año los ingresos de las familias se están yendo únicamente en alimentación; pero aunque el gobierno se ha esmerado en destruir nuestra economía, nuestros sueños, nuestras alegrías, nuestro futuro y el de nuestros hijos, no podemos permitir que nos robe la fe y la esperanza de que vienen tiempos mejores. Este año estoy seguro que en cada arbolito existirá una carta, donde pediremos al niño Dios que nos ayude a superar esta crisis, este momento oscuro, para poder ver la luz de la mejor Venezuela que nos merecemos”.

Nota de Prensa







data-mobile="Auto-detected" data-adapt-container-width="true" data-width="500" data-hide-cover="false" data-show-facepile="false" data-show-posts="false">