La estructura criminal del Tren de Aragua, la banda más temida del país – Yo Soy Venezolano

La estructura criminal del Tren de Aragua, la banda más temida del país

Inicio / Destacado / La estructura criminal del Tren de Aragua, la banda más temida del país

La banda del “Tren de Aragua” es una de las más organizadas y temidas del país con más de 500 integrantes que secuestran y asesinan. Inició como un sindicato de trabajo de un prometido -y no cumplido- ferrocarril que pronto se corrompió con el cobro ilícito de comisiones.

Erlyn Carvallo, especialista en seguridad, detalló a Caraota Digital que el sindicato “empezó a delinquir con el cobro de comisiones por puestos de trabajo” y luego continuaron con “la extorsión de contratistas y a las empresas de proveedores de materiales con cobro de comisión por entrega de materiales” y al ver las ganancias económicas “la extorsión se acentuó y cuando había resistencia de los perjudicados, estos fueron forzados a través de la amenaza de sicarios. Tanta aberración dio paso a lo que es hoy esa organización”.

Carvallo explica que al quedar desactivada la construcción empezó “la necesidad económica” para los miembros del sindicato lo que aumentó “el movimiento de extorsión y cobro de vacunas a grandes hacendados de la zona”.

El centro de operaciones de El Tren de Aragua en la actualidad está ubicado, según expertos, en la penitenciaría de Tocorón donde han logrado ir fortaleciendo su estructura criminal.

¿CÓMO OPERAN?

El líder de la organización delictiva maneja desde la cárcel a un ejército de aproximadamente 500 aliados. Hombres y mujeres. Al menos, la mitad trabajaría de forma directa con los delitos de extorsión y secuestro. Carvallo afirma que la entidad delictiva posee equipamiento que supera al de los cuerpos policiales. Y para engrosar sus filas, recluta entre la población más joven.

Agrega que el secuestro opera sobre el apoyo de varias instancias: “Quien secuestra –llamado pegador– nunca siempre actúa solo sino en grupo. Una vez realizado el trabajo, entrega su “trofeo” a los posibles “guardadores” y “enfriadores”, que también se cuentan por decenas. Pueden resultar familias completas, en cuyas casas se disponen de sótanos, donde retienen a sus presas. “Todo esto ocurre en presencia de menores de edad”, lamenta.

Entre los involucrados con el Tren de Aragua intervienen los “gariteros”, lugareños que funcionan como vigilantes de la zona. Puede ser un vecino distante o alguien cercano a quien, en la calidez de la comunidad, se acostumbra a dar los “Buenos días”. Por lo regular, la encomienda la ejecutan muchachos menores de edad. “Esta organización cree funcionar como un Robin Hood de los pueblos, es decir, un benefactor que, con el dinero extorsionado, compra la conciencia de la comunidad, evitando así ser delatados”, diagnostica Carvallo.

Y por si fuera poco, dice Carvallo, la banda cuenta con una sala situacional desde la cárcel con “conexión de Internet, desde donde revisan las redes sociales de sus potenciales víctimas. También obtienen, por esa vía, números telefónicos de las personas a las cuales les interesa llegar. Tienen aliados en distintos organismos del Estado (CNE, Saime y telecomunicaciones) de donde obtienen información. Esta sala es manejada por un pranato carcelario. Ese pranato carcelario tiene claro que no hay delito exitoso sin una buena fuente de información”.

Sumarium.com


YoSoyVenezolano.info

↑ Grab this Headline Animator









También Te Podría Interesar >>

Loading...