Represión con cabillas y metras muestra criminalidad de fuerza pública – Yo Soy Venezolano

Represión con cabillas y metras muestra criminalidad de fuerza pública

Inicio / Actualidad / Represión con cabillas y metras muestra criminalidad de fuerza pública

La actuación de los cuerpos de seguridad del Estado, Guardia Nacional Bolivariana y Policía Nacional Bolivariana, en las protestas de opositores en Caracas y en otras ciudades del país, que han tomado las calles desde el 1° de abril, ha traspasado no solo los límites de sus funciones, sino también ha roto los parámetros internacionales sobre la acción policial y los derechos humanos. Con sus fusiles lanzan gases, disparan contra los manifestantes cantidades excesivas de bombas lacrimógenas en sus dos variantes (tipo granada y lata), bolondronas de cristal, cilindros de plomo, pedazos de cabillas de punta afilada y hasta cohetones. Los casos han sido registrados por los medios impresos y digitales, por las redes sociales y por médicos que han atendido a los heridos y, en ocasiones, certificado en muchachos ya muertos.

En una protesta realizada en la población de Socopó, capital del municipio Antonio José de Sucre en el estado Barinas, el 16 de mayo, manifestantes resultaron heridos por el impacto de metras y pedazos de cabilla disparados por uniformados de la GNB, según la información de medios nacionales y regionales que recogieron los enfrentamientos violentos que dejó tres muertos.

Otro caso similar ocurrió el lunes 23 de mayo, en horas de la noche, cuando funcionarios del orden público hirieron a más de 18 personas que protestaban en la urbanización Sucre de la calle 54 con avenida Libertador, en Barquisimeto. Médicos de un grupo de rescate que les brindaron auxilio encontraron en el cuerpo de las víctimas pedazos de cabilla y cilindros, además de perdigones. “En algunos muchachos se localizaron burronas de 21 centímetros que se alojaron a nivel subcutáneo, en el rostro o en los brazos; otros presentaron en las piernas pedazos de cabilla limada que fueron extraídas y se suministró un tratamiento con toxoides”, explicó un médico que estuvo en el lugar y que pidió no ser identificado. El caso fue reportado, a través de su cuenta de Twitter, por el diputado Alfonso Marquina.

“Se está poniendo en evidencia el empleo criminal de las fuerzas del orden público y su uso desproporcionado”, afirmó el abogado en Derecho Penal y ex decano de la Facultad de Ciencias Penales de la UCV, Alberto Arteaga. “Estos organismos solo pueden utilizar instrumentos disuasivos, sin capacidad letal en la medida de la estricta necesidad, para impedir o contener la violencia contra personas o bienes. Nunca pueden hacer uso de instrumentos aptos para matar a los fines de impedir una marcha o una protesta, que simplemente debe ser protegida y resguardada”, señaló.

Aseguró que los cuerpos de seguridad deben estar preparados para disuadir hechos violentos, pero no para impedir el ejercicio de un derecho, como es el de manifestar pacíficamente y sin armas, consagrado en el artículo 68 de la Constitución . “Ni siquiera ante manifestaciones de violencia se justifica el empleo de armas o instrumentos con capacidad letal”.







data-mobile="Auto-detected" data-adapt-container-width="true" data-width="500" data-hide-cover="false" data-show-facepile="false" data-show-posts="false">