A Álvaro Uribe no lo entierra nadie

La columnista Salud Hernandez-Mora llegó al país en 1998, como parte de la agencia de comunicaciones Burston Marsteller . Habia conocido a Francisco Santos en Madrid y no dudo en apoyarlo en sus esfuerzos en Pais Libre, la fundación para luchar por los secuestrados de las Farc, de la que fue parte de la Junta Directiva durante 20 años, que acercó a Santos a Alvaro Uribe hasta nombrarlo su fórmula vicepresidencial en las elecciones del 2002.

Salud Hernández entró a formar parte del grupo de columnistas de El Tiempo, un espacio que convirtió en una tribuna contra la guerrilla de las Farc el proceso de paz del Caguán y posteriormente una impulsora de las propuestas de Alvaro Uribe aunque reconoce que “Yo no soy uribista, yo si soy de derecha y no me da pena decirlo.

Como tampoco hablar abiertamente del peso político del dirigente del Centro Democrático, a quien nadie, según ella, va a lograr atajar.