Iglesia de Colombia desautoriza a arzobispo que calificó a Iván Duque de genocida

Una llamativa y polémica declaración hecha por el arzobispo de Cali respecto a la política nacional ha causado revuelo dentro de la iglesia católica en Colombia.

El presidente de la República, Iván Duque, sigue recibiendo críticas de distintos sectores de opinión, sin embargo, la opinión de un sacerdote ha llamado la atención de los medios debido no solo a su condición de religioso, sino a la gravedad de sus palabras. Se trata del arzobispo de Cali, Monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía, quien se manifestó en contra de las políticas del presidente Duque por no defender el proceso de paz del anterior gobierno.

“Desde la campaña electoral se sentía un espíritu de venganza contra el gobierno Santos que inició estos procesos y lo más grave, de venganza contra los mismos excombatientes de las Farc que se acogieron al proceso, una venganza genocida para desmembrar completamente la sociedad, las organizaciones sociales y la democracia en los campos y en los territorios en donde, según se enfoca, tenían o tienen influencia las organizaciones subversivas”, comentó el arzobispo.

Dichos comentarios se dieron en el marco de la quinta asamblea virtual de la Comisión Étnica para la Paz y la Defensa de los Derechos Territoriales, en el cual el obispo Monsalve participó y en el que se debatía sobre distintos temas como las dificultades que existen actualmente para mantener los diálogos con la guerrilla del ELN, motivo por el cual el religioso expresó su molestia por el trabajo del presidente Duque en la búsqueda de la paz.

Ante la gravedad de las declaraciones del pontífice, la Nunciatura Apostólica de Colombia, autoridad eclesiástica en el país, rechazó los comentarios hechos por el obispo Monsalve, asegurando que sus declaraciones solo obedecen a su pensamiento personal y no representan la postura de la Iglesia Católica respecto al actual gobierno o a la política nacional.

«Con respecto a las recientes declaraciones atribuidas al arzobispo de Cali, relacionadas con un presunta ‘venganza genocida’ del Gobierno del presidente Iván Duque contra los procesos de Paz que adelantó el anterior Gobierno, se precia aclarar que dicha calificación de la gestión gubernamental no corresponde con la visión de la Santa Sede», comentó la misión diplomática.