Maduro: Le tiene envidia la derecha golpista al Potro Álvarez

El usurpador Nicolás Maduro aseguró este domingo 02 de agosto de 2020 que «la derecha venezolana le tiene envidia a Antonio, el «Potro» Álvarez por su nombramiento como encargado del hospital de campaña instalado en el Poliedro de Caracas.

«Como le tienen envidia la derecha golpista al Potro (Álvarez), lo convirtieron en tendencia (en redes) por dos días, porque le dolió a la derecha antipatria, que atendamos al pueblo», dijo.

Aclaró que el oficialista es presidente del Poliedro de Caracas, no encargado de salud.

«Sobre todo hay un imbécilito, llamado José Manuel Olivares. Ese fue el primero en mentir con que yo había designado al Potro como jefe médico», declaró el dictador, refiriéndose al diputado a la Asamblea Nacional.

El pasado viernes, Nicolás Maduro inauguró de forma virtual el Poliedro de Caracas, antigua sede del Miss Venezuela, reconvertido en el Hospital Especial Intermedio de Campaña con 1.200 camas en «un gran esfuerzo médico, logístico y de seguridad». Y lo hizo con una sorpresa: el nombramiento de un ex reguetonero y ex beisbolista Antonio ‘El Potro’ Álvarez como su principal administrador, para desasosiego nacional.

«Te encargo la salud de Venezuela en el Poliedro de Caracas», decretó el «presidente pueblo» durante el primero acto en el centro improvisado, convertido en otro acto de propaganda bolivariana. El Poliedro será utilizado para confinar a pacientes que han dado positivo y están asintomáticos o con ligeras molestias.

«Queremos mostrar este modelo (confinamiento obligado de asintomáticos en hoteles u otros lugares). Estamos dando uno, dos, tres pasos adelante de la situación por si acaso hace falta. Ya lo tenemos listo. Tremenda batalla estamos dando junto al pueblo», subrayó el jefe revolucionario en una conexión vía internet con su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, con el alto mando militar y con miembros de la misión médica cubana.

‘El Potro’ Álvarez, un reguetonero que pasó sin pena ni gloria por el panorama musical, siempre ha estado muy cerca políticamente de Maduro, incluso ejerció durante un año como ministro de Deportes tras fracasar en su lanzamiento como alcalde del municipio caraqueño de Sucre, en donde se encuentra Petare, una de las mayores favelas de América Latina. También fue el máximo responsable de los hipódromos nacionales, sumergidos desde entonces en una crisis aguda.

La comunidad médica ha cuestionado de inmediato el nombramiento del Potro. «¿Qué carajo sabe ‘El Potro’ Álvarez de manejar una pandemia? Improvisar en medio de esta crisis se traduce en muertes de médicos, de niños, de venezolanos», reaccionó el diputado y médico José Miguel Olivares, comisionado de Salud por la Presidencia encargada de Juan Guaidó.

«El nombramiento del cantante como director del «hospital intermedio» frente a las sugerencias de las academias es una expresión de lo que tenemos y lo que es peor, de lo que vendrá si las cosas no cambian drásticamente», criticó el médico infectólogo Julio Castro, que forma parte del consejo de salud del Parlamento democrático.

Se da la paradoja de que el Poliedro, por el que pasaron artistas de la talla de Freddie Mercury o Sting, siempre fue inalcanzable para Álvarez, pese a ser utilizado sin cortapisas por el chavismo para sus actos propagandísticos. En una de las ocasiones incluso los abucheos le obligaron a abandonar el lugar.