Nicmer Evans: Creí en Hugo Chávez y fue un error

Hugo Chávez es la génesis de lo que sucede hoy en Venezuela. Lo digo como alguien que creyó en él y en sus promesas de una Venezuela mejor, más justa, menos corrupta. Pero la historia, veinte años después de que Chávez llegara al poder, demuestra lo equivocados que estábamos yo y muchos venezolanos que nos considerábamos chavistas, muchos de los que lo asesoraron, de los que lo defendimos y justificamos en privado y en público, de los que votamos por él.

Hoy, con Venezuela en ruinas, admito que fue un error pensar que con Chávez había llegado una izquierda democrática, con arrastre popular y sin taras a Venezuela. No llegó. En cambio, se instauraron los cimientos de un régimen autoritario, diseñado para beneficiar a unos cuantos y económicamente fallido. Esta dolorosa equivocación de tantos de nosotros es inobjetable; es palpable en el hambre de la gente, la represión contra los civiles que protestan, los registros de tortura a militares disidentes, las ejecuciones extrajudiciales, la malnutrición infantil y la prohibición de cualquier tipo de crítica u oposición.

Estos son los saldos del chavismo en el que una vez creí. Así que es hora de hacer algo que todos los chavistas podrían hacer, una decisión muy personal e increíblemente difícil pero quizás necesaria para poder sanar y avanzar: reconocer su error y entender el enorme daño que el proyecto de Chávez le ha hecho a Venezuela.