Iglesia Católica califica de “inmoral” convocar a unas elecciones mientras el pueblo venezolano sufre

Los arzobispos y obispos de Venezuela dirigieron a la comunidad nacional e internacional la exhortación pastoral sobre la dramática situación social, económica, moral y política que vive nuestro país, en la que comparten sus reflexiones sobre las “ya conocidas angustias y carencias que sufre el pueblo de Venezuela”.

En ocasión de la reunión de comisiones episcopales realizada de forma virtual desde el 13 al 15 de octubre de 2020, en la citada exhortación, divulgada este jueves 15-O, se refieren una vez más a las elecciones parlamentarias, indicando que “el evento electoral convocado para el próximo 6 de diciembre, lejos de contribuir a la solución democrática de la situación política que hoy vivimos, tiende a agravarla”.

Los obispos aseguran que “es inmoral realizar elecciones cuando el pueblo sufre las consecuencias de la pandemia, carece de las condiciones mínimas para su subsistencia, y no existe transparencia en las reglas y mecanismos de verificación que deben regir un proceso electoral”.

Aunado a ello, exponen que aún deben realizarse las elecciones presidenciales, “pues las del 2018 estuvieron signadas por condiciones ilegítimas que han dejado al actual régimen, a los ojos de Venezuela y de muchas naciones, como un poder de facto”, e insisten nuevamente en que “no basta la simple abstención para poner en evidencia la ilegitimidad del proceso y alcanzar el cambio político tan deseado”.

Por último, recuerdan las diversas situaciones que enfrenta el pueblo venezolano, “desde la escasez y el desabastecimiento de alimentos, pasando por la deficiencia de los servicios públicos, hasta el irrespeto de sus derechos más elementales”, que se potencian con la pandemia por Covid-19.