Tener mascotas en Venezuela es un lujo: “No pude comprar más perrarina”

Tener una mascota en casa es cada vez más difícil, el alto costo de los alimentos, consultas veterinarias y cuidados estéticos se han vuelto imposibles de pagar para muchos larenses.

Entre 10 hasta 15 dólares cuesta una dosis de vacuna para los peludos amigos, mientras que el valor de un saco de alimento de 20 kilos de marca no reconocida ronda los 28 dólares, mientras que el de gatos de la misma cantidad va desde los 22 hasta los 25 billetes verdes.

«No pude comprar más perrarina, pero le doy un poco de la comida que se hace en casa para comer nosotros, no puedo dejar morir de hambre a mi perra algo le doy para llenarle el estómago así no sea perrarina», manifestó Alexander Báez, quien tiene 10 años con su mascota.

Reporte de fundaciones dedicadas al cuidado y rescate animal expresan que ante la crisis económica que se vive en el país ahora se ven más animalitos en condición de calle, acción que repudian, pues consideran que abandonarlos a su suerte no es parte de la solución.

Carla Villamizar, miembro de la Fundación Peludo Amigo, relató que antes de la pandemia su fundación alimentaba al menos 5 perritos en zonas de el terminal de pasajeros, pero ahora son 11 caninos y 2 gatos que a diario atienden por no tener hogar.