Canciller de Uruguay se niega a decir que en Venezuela hay “dictadura”

El ministro de Exteriores de Uruguay, Ernesto Talvi, se rehúso a llamar “dictadura” a Venezuela, por considerar que en su calidad de canciller debe usar un “lenguaje respetuoso“, lo cual ha generado tensiones internas en el Gobierno uruguayo, que ha ratificado su postura de que en la nación caribeña “no hay democracia”.

El origen de la controversia son las declaraciones que hizo Talvi en una entrevista publicada el fin de semana por el diario uruguayo ‘El Observador’ al ser preguntado sobre la crisis política en Venezuela, ante la que el anterior Gobierno de Tabaré Vázquez optó por adoptar una postura neutral para favorecer el diálogo entre las partes.

“Este canciller no va a decir en este rol esa palabra”, dijo al ser preguntado sobre si la Venezuela de Nicolás Maduro es una dictadura, esgrimiendo que sus opiniones personales dejaron de ser relevantes cuando asumió el cargo. “Estoy usando un lenguaje respetuoso, que es lo que corresponde a mi cargo”, añadió.

Estas palabras han provocado cierta polémica puesto que el nuevo mandatario, Luis Lacalle Pou, prometió durante la campaña electoral que cambiaría la política exterior de las anteriores administraciones del Frente Amplio, anticipando, entre otras cosas, el reconocimiento del líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.