Expertos aseguran que la gasolina iraní no cumple con los estándares de calidad

La gasolina proveniente de Irán se comenzó a distribuir en el país el lunes 1 de junio y desde entonces muchos usuarios han denunciado el bajo rendimiento que han tenido sus vehículos abastecidos con este combustible.

La queja más común es que tras surtir los carros con esta gasolina y rodar unos cuantos kilómetros se genera un pistoneo o traqueteo en el motor al acelerar.

José Toro Hardy, exdirectivo de Pdvsa, explicó a La Prensa de Lara que, de acuerdo con información extraoficial que ha recibido, la gasolina que está llegando a las estaciones de servicio del país no cumpliría con los estándares de calidad que requiere la flota automotor del país. Presuntamente es de un octanaje menor a 91 y 95, ya que el régimen ha aplicado un proceso químico para tratar de rendirla.

Resaltó que la única forma de confirmar esta teoría es a través de unas pruebas fisicoquímicas.