Resolver el daño causado por desnutrición podría tomar hasta una generación

“Lo que ya se registra es la muerte de niños debido al hambre. Cuando la alimentación y la salud se afectan al mismo tiempo, la mortalidad aumenta exponencialmente. Hasta ahora la crisis de salud la hemos estado financiando con el sobrepeso que teníamos, era una chequera, pero ya no la tenemos”, advierte la nutricionista de Cáritas, Susana Raffalli.

Las cifras oficiales de mortalidad neonatal corresponden a 2015. En la memoria y cuenta del Ministerio de Salud de ese año se reveló un dato alarmante: de 0,05 niños fallecidos por cada 1.000 nacidos vivos en 2014, Venezuela pasó a tener 2.010 niños fallecidos al año siguiente; es decir, 100 veces más. Desde noviembre de 2014 el ministerio no publica el Boletín Epidemiológico Semanal, en el que se recogían esos datos, y este año tampoco se presentó la memoria y cuenta de 2016.

Herrera cree que puede haber un componente de desnutrición, incluso, en esos datos. “Solíamos hablar de entre 6% y 9% de recién nacidos con bajo peso. Ahora no tenemos cifras oficiales y las expectativas no son buenas cuando los casos de desnutrición aguda, que han sido diagnosticados en el Hospital J. M. de los Ríos en todo 2016, fueron 120, cuando en años anteriores se veían 5 veces menos”.

La opacidad da lugar al descuido. La desnutrición genera retraso en el desarrollo cognitivo cuando se padece en los primeros años de vida, pero además predispone al niño a sufrir enfermedades crónicas como diabetes, obesidad e hipertensión en la adultez, lo que disminuye su expectativa de vida.

“Determinar una muerte por desnutrición en este momento es difícil, porque no es una entidad específica que te quita la vida sino otra patología. Ocasiona insuficiencia cardíaca y respiratoria, colapsa el sistema y te mueres”, indica Raffalli. Por lo que los 27 niños muertos, presuntamente por desnutrición a los que se refirió la AN, podrían ser menos o más.

Herrera, también investigadora de la Encovi, planteará la inclusión de la desnutrición infantil en la recolección de datos de 2017: “A esto que está pasando tenemos que ponerle un número en el ámbito nacional: saber cuántos niños desnutridos hay en Venezuela. Hay que conocer el problema para saber cómo lo vamos a resolver”.

El dato

La nutricionista Susana Raffali advierte que los niños que durante sus primeros años de vida tienen algún grado de desnutrición muestran 30% más posibilidades de contraer alguna enfermedad prevalente de la infancia, que los niños bien alimentados. Indica que la desnutrición se origina no solo por falta de comida, sino también mala atención de salud y falta de afecto.

Por: María Emilia Jorge

El-nacional.com